Despidos y paritarias en el “País de la alegría”

MARCHA-EMPLEADOS-ESTATALES-MAYOFOTO-FOGLIA_CLAIMA20160224_0391_28

Por Luciano Cornelli

Desde la asunción de Mauricio Macri se vienen contabilizando por miles los despidos en el sector privado y público. En relación a este último, algunos ejemplos son: Municipalidad de La Plata 4500 despidos (con la posterior represión), Municipalidades de Quilmes, San Fernando del Valle de Catamarca y La Rioja, 980, 832 y 800 trabajadores/as despedidos/as, respectivamente. En Posadas 1500, Senado 2035, Cooperativas  Argentina Trabaja en Ex Esma 2000 trabajadores despedidos. En total, y hasta el momento, suman cerca de 20.000. Asimismo, varias empresas se ponen en sintonía: Siderca 200 despidos, Kevingston 60, Havanna 200, Canale 78, Frigorifico Frideco 200 y en varias empresas constructoras, la suma podría llegar a 30.000.

Esta es la primera etapa de la ofensiva en contra de los trabajadores que tiene Mauricio Macri. En este sentido, el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ya anunció que tienen previstos nuevos despidos en el Estado. El mecanismo es simple: en la mayoría de las situaciones no se renuevan los contratos que terminaban en Diciembre y muchos se extendieron hasta Marzo. Esto es posible gracias a la herencia que dejó la administración kirchnerista dado que la modalidad de contratación y empleo se hacía sobre la base de contratos basura que se renovaban anualmente o cada seis meses.

Montados sobre el discurso de limpiar el Estado de “los ñoquis”, CAMBIEMOS utiliza todos los medios de comunicación afines para generar consenso en la población y pagar un menor costo político para lograr el objetivo estratégico de reducir el gasto público, gasto que demanda miles de millones que hoy en día van a parar a salud, educación, vivienda, trabajo, etc. y que el gobierno nacional tiene pensado destinar a pagarle a los fondos buitre, y  luego de la rebaja de retenciones de la soja y la quita total al trigo y maíz a los grandes pooles de siembra, cuenta con menos fondos para recaudar.

La próxima parada importante serán las paritarias que se vienen. El gobierno anunció públicamente su intención de ponerle un tope que va del 20% al 25%. Estos números parecen irrisorios si se tiene en cuenta la devaluación del 42% de Diciembre, junto a la inflación del 6% del mismo mes y la de Enero, cercana al 4%. No obstante, la pérdida de poder adquisitivo de la clase obrera no es una novedad. Bajo la gestión kirchnerista y de la mano de la devaluación del 20% en Enero del 2014 y la inflación que no paró de crecer, en especial durante el último  gobierno de Cristina, el poder de compra se vio reducido drásticamente a lo largo de toda la “década ganada”.

Ante este panorama, el desafío principal radica en frenar la avanzada neoliberal del Macrismo. Algunas organizaciones sindicales parecen estar despertándose de la larga siesta aunque es evidente la falta de respuesta de conjunto del movimiento obrero. Las distintas expresiones de resistencia se están dando por abajo y de manera aislada. Hoy, con imperiosa necesidad, si las organizaciones sindicales tienen voluntad real de luchar por los derechos de los y las trabajadoras, deben ponerse a la cabeza en la lucha contra los despidos y por paritarias sin techo. Para ello es necesaria la discusión e implementación de un plan de lucha nacional que unifique la resistencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s