Número 15

Sendas General 15(TAPA)sendascontratapa15

Contra la criminalización de la protesta social

Davos: los juegos del hambre

Despidos y paritarias en el “País de la alegría”

Anuncios

Despidos y paritarias en el “País de la alegría”

MARCHA-EMPLEADOS-ESTATALES-MAYOFOTO-FOGLIA_CLAIMA20160224_0391_28

Por Luciano Cornelli

Desde la asunción de Mauricio Macri se vienen contabilizando por miles los despidos en el sector privado y público. En relación a este último, algunos ejemplos son: Municipalidad de La Plata 4500 despidos (con la posterior represión), Municipalidades de Quilmes, San Fernando del Valle de Catamarca y La Rioja, 980, 832 y 800 trabajadores/as despedidos/as, respectivamente. En Posadas 1500, Senado 2035, Cooperativas  Argentina Trabaja en Ex Esma 2000 trabajadores despedidos. En total, y hasta el momento, suman cerca de 20.000. Asimismo, varias empresas se ponen en sintonía: Siderca 200 despidos, Kevingston 60, Havanna 200, Canale 78, Frigorifico Frideco 200 y en varias empresas constructoras, la suma podría llegar a 30.000.

Esta es la primera etapa de la ofensiva en contra de los trabajadores que tiene Mauricio Macri. En este sentido, el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ya anunció que tienen previstos nuevos despidos en el Estado. El mecanismo es simple: en la mayoría de las situaciones no se renuevan los contratos que terminaban en Diciembre y muchos se extendieron hasta Marzo. Esto es posible gracias a la herencia que dejó la administración kirchnerista dado que la modalidad de contratación y empleo se hacía sobre la base de contratos basura que se renovaban anualmente o cada seis meses.

Montados sobre el discurso de limpiar el Estado de “los ñoquis”, CAMBIEMOS utiliza todos los medios de comunicación afines para generar consenso en la población y pagar un menor costo político para lograr el objetivo estratégico de reducir el gasto público, gasto que demanda miles de millones que hoy en día van a parar a salud, educación, vivienda, trabajo, etc. y que el gobierno nacional tiene pensado destinar a pagarle a los fondos buitre, y  luego de la rebaja de retenciones de la soja y la quita total al trigo y maíz a los grandes pooles de siembra, cuenta con menos fondos para recaudar.

La próxima parada importante serán las paritarias que se vienen. El gobierno anunció públicamente su intención de ponerle un tope que va del 20% al 25%. Estos números parecen irrisorios si se tiene en cuenta la devaluación del 42% de Diciembre, junto a la inflación del 6% del mismo mes y la de Enero, cercana al 4%. No obstante, la pérdida de poder adquisitivo de la clase obrera no es una novedad. Bajo la gestión kirchnerista y de la mano de la devaluación del 20% en Enero del 2014 y la inflación que no paró de crecer, en especial durante el último  gobierno de Cristina, el poder de compra se vio reducido drásticamente a lo largo de toda la “década ganada”.

Ante este panorama, el desafío principal radica en frenar la avanzada neoliberal del Macrismo. Algunas organizaciones sindicales parecen estar despertándose de la larga siesta aunque es evidente la falta de respuesta de conjunto del movimiento obrero. Las distintas expresiones de resistencia se están dando por abajo y de manera aislada. Hoy, con imperiosa necesidad, si las organizaciones sindicales tienen voluntad real de luchar por los derechos de los y las trabajadoras, deben ponerse a la cabeza en la lucha contra los despidos y por paritarias sin techo. Para ello es necesaria la discusión e implementación de un plan de lucha nacional que unifique la resistencia.

Davos: los juegos del hambre

0013970217

Por Javier Calabrese

Este año el gobierno Argentino volvió al foro económico mundial que desde el 1971 se realiza en la ciudad Suiza de Davos. Su última participación fue en el 2003.

Quienes vienen participando son aquellos que integran el gabinete del actual gobierno y hasta el propio Macri fue en calidad de jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el año pasado. Incluso el foro ha reconocido a Sturzenegger (actual presidente del Banco Central) en el 2005 como “joven líder global”, la misma distinción que le asignaron al actual ministro de Educación, Esteban Bullrich, en 2010.

Allí se reúnen las elites empresariales y políticas del mundo para teorizar sobre los problemas que este atraviesa, pero en la práctica el foro sirve de bisagra para concretar acuerdos entre corporaciones y jefes de estados que potencien las ganancias de los grandes capitalistas.

El foro es financiado por varias empresas miembros las cuales tienen como condición, para tener esta distinción, estar por arriba de los 5mil millones de dólares en facturación, claro que estas empresas son las que determinan la dirección del foro acorde a sus intereses y regiones. El resto de los participantes pagan entre 18.000 y 50.000 dólares su membresía.

Lejos de debates importantes y profundos sobre los problemas que acarrea el mundo, los jefes de estados y empresarios allí reunidos aprovechan el foro para mantener reuniones y acordar políticas e inversiones que permitan mantener en alzas las ganancia y el poder, como lo son las reuniones de Macri con el vicepresidente y el secretario de estado de los Estados Unidos o con Peña Nieto presidente de México y la canciller de la Unión Europea Federica Mogherini o los CEOS (presidentes de empresas) de importantes multinacionales que no faltaron en la agenda de Mauricio Macri.

Con los objetivos que ya ha manifestado Macri de “integrar a la Argentina” a la economía mundial, su viaje a Davos fue para mostrar que lo prometido en años anteriores se viene cumpliendo ahora que es presidente. En este sentido, está ajustando la economía Argentina acorde a los pedidos de las corporaciones y garantizando que el estado velará por sus intereses, si invierten en nuestro país, ya sea con despidos y/o represión.

Es en lugares como el Foro Económico Mundial, donde los trabajadores empezamos a perder, las políticas de ajuste que el gobierno de Mauricio Macri viene implementando como los despidos, los tarifazos y techos de paritarias son las conclusiones de este tipo de foros, donde las corporaciones determinan las políticas que deben seguir los jefes de Estado títeres que allí se reúnen.

Mientras las alianzas que se tejen allí prosperan en el mundo, los capitalistas siguen ganando más y los trabajadores más perdemos. La unión entre las organización políticas de los trabajadores a nivel nacional e internacional es más que necesaria para hacer frente a las políticas de hambre que en Davos se cocinan.

Contra la criminalización de la protesta social

Por Julián Soriel

La década pasada….

  • 20 de octubre de 2010. En una manifestación de trabajadores tercerizados donde se exigía el pase a la planta permanente en la Línea Roca, Mariano Ferreyra recibió un disparo en el pecho producto de la represión de un grupo de afiliados a la Unión Ferroviaria, miembros de la burocracia sindical, y garantizada en su ejecución y retirada por la policía federal, en un notorio ejemplo de la represión tercerizada, utilizada por los gobiernos para hacerla más eficaz y con menos costo político que cuando directamente manda sus policías y gendarmes.
  • 7 diciembre de 2010. Más de tres mil familias tomaron el Parque Indoamericano y terrenos linderos, en Villa Soldati. Fue en reclamo de viviendas dignas, un derecho por el que no obtenían respuesta ni solución por parte del Estado. A partir de una denuncia del gobierno porteño, el 7 de diciembre comenzó un operativo para desalojarlos. Participaron efectivos de la Policía Federal, Gendarmería y Policía Metropolitana, quienes dispararon con gases, balas de goma y de plomo. La resistencia al desalojo y la represión continuaron durante largas horas. Hubo tres muertos: Bernardo Salgueiro, Rosemary Puña y Emilio Canaviri Álvarez
  • 30 de agosto de 2012. Manifestantes de agrupaciones de izquierda que exigían mejoras en el plan “Argentina Trabaja” cortaron la autopista Panamericana, a la altura de General Pacheco, mano a la Capital y generaron colas de hasta 16 kilómetros. El Gobierno reaccionó fuerte: mandó a la Gendarmería con perros, carros hidrantes, escudos y palos y, después de forcejear con los militantes, logró desalojarlos. El operativo estuvo encabezado por el secretario de Seguridad, Sergio Berni. Hubo 60 detenidos. en Campo de Mayo símbolo de la represión durante la última dictadura militar, luego de 24hs fueron liberados.

Y la lista puede continuar….(Fuentealba, Trabajadores de Las Heras, Lear, Cresta Roja, etc. etc.)

Cambia el pelo, pero no las mañas.

El nuevo gobierno (Cambiemos-Pro), puso en marcha la implementación de una serie de medidas de profundo corte neoliberal, por un lado,  la quita de retenciones ( impuesto a las exportaciones) a las grandes exportadoras de soja y otros cereales como Dreyfuss, Cargill, Nidera o Bunge para que sigan manteniendo sus millonarias ganancias, la cual priva al Estado de una sus principales fuentes de financiamiento, y por el otro la reducción de gastos echando trabajadores del sector estatal y quitando los subsidios a los servicios de luz y gas con su consecuente aumento. Es en este marco donde los conflictos (marchas, cortes, acampes, etc) se profundizan. La lucha por el mantenimiento de condiciones mínimas de existencia nos pone en alerta a todo el pueblo trabajador.

Es en este contexto que el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia convocó a una marcha el miércoles 27 de enero pasado, contra la criminalización de la protesta y la libertad de la dirigente Milagro Sala, quien sigue detenida por orden del gobierno de Gerardo Morales bajo la acusación de instigar a la violencia y a la sedición en un momento donde hay fuertes políticas de despidos en la administración pública nacional, las provinciales, municipales y en el sector privado. El día anterior y tras doce horas de detención, fueron liberados Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE-Río Negro y los dirigentes de la CTA, Jorge Rivamar y Jorge Alarcón, quienes fueron detenidos cuando participaban en una protesta por despidos de trabajadoras tercerizadas de la Universidad del Comahue. Inmediatamente distintas organizaciones sindicales, de derechos humanos, estudiantiles, sociales y políticas se hicieron presente en la Comisaría 31 para exigir la libertad de los referentes de la CTA, donde se vivieron momentos de tensión por la gran presencia policial. Participaron, además de ATE y CTA, referentes de UnTER (docentes), el diputado provincial de Neuquén, Raúl Godoy, ADUNC (docentes universitarios), delegaciones de y agrupaciones estudiantiles, sociales y de DDHH

La defensa de los puestos de trabajo, la lucha contra la criminalización de la protesta social, exigiendo la inmediata liberación de cualquier preso por luchar, la toma de conciencia que la no renovación de contratos (sistema de precarización profundizado por el gobierno K) son despidos encubiertos, y la defensa de nuestros salarios serán las tareas inmediatas en los próximos meses.

Pero la experiencia de mas de cien años de nuestra clase, evidencia claramente que la solidaridad, la organización y la lucha de las bases populares, son los límites para la represión y el ajuste del gobierno y la quietud y en algunos casos traición de las dirigencias sindicales. Por eso se hace imprescindible seguir apostando a un proceso político de construcción desde abajo, única garantía que este modelo de ajuste, despidos y represión del Pro, pueda ser derrotado.

Más avances neoliberales en América Latina

Asamblea-Nacional-Venezuela-680x365

Por Ryan Farser Osorio

El avance neoliberal en América Latina se hizo presente. En las últimas elecciones legislativas en Venezuela, el chavismo perdió por más de 35% lo que nos planta frente a un escenario verdaderamente preocupante para la Revolución Bolivariana y para varios países en la región.

¿Qué implica esta pérdida?

Que la derecha se consolide como mayoría absoluta lo que le da potestad, entre otras cosas, de modificar la Constitución, de destituir al Presidente, de dar marcha atrás decisiones del ejecutivo, entre otras.

Este avance también tiene consecuencias regionales. Hace unos días se celebró la cumbre del Mercosur donde se discutió su perspectiva económica y los únicos países que se negaron a impulsar una apertura neoliberal fueron Venezuela y Bolivia. En su lugar, DelcyRodriguez (canciller de Venezuela) hizo énfasis en la necesidad de construir un Banco del Sur en vez de seguir aportando a organismos internacionales como el FMI.

¿Cómo se llegó a este punto? ¿Qué hacer?

Un factor determinante para la derrota de Nicolás Maduro en las elecciones fue la guerra económica y la especulación financiera organizada por el imperialismo que fue respondida con muy poca firmeza por parte del mandatario venezolano.

Esto puede verse en que su política ante el avance del boicot yankee fue la de tomar medidas que maquillaban la realidad pero no iban al hueso de la cuestión: removió gobernantes de ministerios para pasarlos a otros, daba un sinfín de discursos grandilocuentes pero que en el fondo no modificaban la realidad, no combatió la burocracia generada en un sector de su gobierno que boicotea varias posibilidades de avance.

En su lugar, creemos que ante el boicot económico se debería haber respondido con la expropiación del Comercio Exterior, la profundización de la democracia directa y la creación de un Partido Revolucionario independiente del Estado, medidas que le darían al proceso un soporte más firme para hacerle frente a la derecha que avanza.

Por todo esto, creemos que el pueblo debe embanderarse el socialismo como proyecto político sin reinterpretaciones sobre cuestiones fundamentales: La clase dominante es la burguesía dentro del capitalismo y persiguen como objetivo la continua reproducción de sus ganancias mediante la explotación y solo con el pueblo trabajador gobernando en el poder de forma independiente a la burguesía podrán generar los mecanismos para conquistar una verdadera y definitiva independencia.

Misión cumplida

Por Julián Soriel

Una vez más el peronismo cumplió con su deber: dividió a la clase trabajadora organizada, eliminó los escollos necesarios para garantizar a la burguesía en el poder y le entregó el gobierno a la derecha.

Luego del culebrón del traspaso de la banda presidencial, el macrismo se lanzó desde bien temprano a producir hondas transformaciones en la política económica en el país. El lunes 14 anunció en Pergamino el fin de las retenciones agropecuarias, con excepción de la soja al que le redujo un 5%. A la noche del mismo día, el ministro de producción anunció el fin de los derechos de exportación y de la exigencia de presentar la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI), ese mismo día el ministro de Energía, Aranguren, informó que en enero se iniciaría la quita de subsidios y ajuste tarifario, al día siguiente declaró la emergencia del sistema eléctrico. El día miércoles de la misma semana se anunció el fin del denominado Cepo cambiario, algo que el gobierno saliente negó su existencia durante casi cuatro años.

Es evidente que la táctica será, en estos primeros días, pegar lo mas fuerte posible y primero, para negociar después. La resolución de Cresta Roja, represión mediante, como para dejar en claro que puede ocurrir en caso de desobediencia, y dejando bien en claro que es una herencia del gobierno K es una clara imagen de esta política.

La designación por decreto, algo usado en solo en dos ocasiones (durante la presidencia de Mitre, cuando el Estado apenas comenzaba, y con el gobierno de Alfonsín, cuando el Estado estaba desvastado) de dos Jueces para la Corte Suprema, en este caso tuvo que negociar, ya que todos los aliados y partidarios plantearon su oposición a la forma en fueron designados. Llevando la designación para febrero con serias dudas que puedan asumir sin abrir el debate especialmente en el Congreso. A horas de la navidad, anunciaron el decreto de intervención al AFSCA y al AFTIC, el desplazado Sabbatella se atrincheró en su oficina, pero aseguró que con una orden judicial se iba a retirar, algo que no fue difícil conseguir. Y a pocas horas se hicieron cargo las nuevas autoridades, el FPV parece más preocupado por los cargos perdidos que por el cumplimiento de la Ley de Medios.

Poco a poco el oficialismo Pro está desplazando los resabios del kirchnerismo, imponiendo su política de devaluación necesaria, desde la óptica empresarial, para mantener el margen de ganancia de las grandes empresas. Solo una constante y efectiva movilización obrera, exigiendo un bono de fin de año para poder mínimamente recuperar la pérdida del salario, y luchando por la mantención de los puestos de trabajo, sin embargo, al anunciar el gobierno un aumento de $400 en las AUH, hizo que todas las organizaciones vinculadas al FPV se bajaran de la marcha anunciada para el 22 de diciembre. Pone en evidencia el rol de las burocracias sindicales y de muchas de las organizaciones peronistas que no hacen más que mantener la gobernabilidad y colaborar con el fortalecimiento de la derecha en el país.

Será tarea de las organizaciones populares realmente comprometidas con la lucha del pueblo trabajador aumentar los esfuerzos para defender activamente en la calle todas las reivindicaciones logradas y mejorar la calidad de vida de cada uno.

La vigencia de la Revolución

descarga

Por Andrés Pabón

Fue un 7 de noviembre de 1917 cuando se desencadenó la etapa final de lo que pasaría a la historia como la Revolución Rusa. Por supuesto, esa no fue la primera ni única Revolución; las hubo antes y después. Sin embargo, la gesta del pueblo Ruso y del partido de los bolcheviques marcó para siempre la Historia y se hizo inolvidable con la simpleza de una consigna: todo el poder para los soviets. Lo que los revolucionarios bolcheviques encabezados por Lenin plantearon y que de hecho lograron, fue poner al pueblo de trabajadores y campesinos al frente de su propio gobierno, dirigiendo sus destinos. Desarrollando un nuevo sistema de gobierno, pero también intentando trasformar profundamente las relaciones de explotación que ancestralmente mantuvieron al pueblo oprimido. Hoy esa fecha nos parece muy lejana, la fría Rusia nos es prácticamente desconocida y los nombres de los bolcheviques son para algunos apenas recuerdos. Pero hay algo que todavía se mantiene vigente. La conciencia clara de que solo el pueblo podrá liberar de la opresión al propio pueblo. El reconocimiento de que las fórmulas de los explotadores, no importa del color que estos pinten sus partidos políticos, o las banderas que juren defender, son siempre un engaño para mantener al pueblo oprimido mientras ellos llenan sus arcas a costa del sudor y la sangre de los trabajadores. Esta lección de los revolucionarios de aquella época ha pasado a ser así parte de la historia de luchas de los trabajadores. La llama encendida en aquel lejano noviembre siguió encendida despertando a los pueblos del mundo. Muchos de ellos hicieron sus revoluciones y nos enseñaron también que ese sueño de cambio que implica una Revolución no se consigue de un día para otro, sino que hace falta un gran esfuerzo colectivo para construir ese otro mundo que queremos, donde poder vivir mejor sin que nos roben el fruto de nuestro trabajo.

Cada mes de noviembre, los trabajadores recordamos y celebramos aquella gesta, entendiendo que no se trata de añorar el pasado, sino de pensarlo para fortalecer el sentido del presente. La historia, desde aquel 1917 nos ha enseñado que no basta con deponer a los tiranos. Que no es suficiente con elegir gobiernos que nos digan cosas lindas mientras nos siguen explotando, o que crean que con darnos lo que nos merecemos nos hacen un favor.  Que las conquistas de los pueblos no las van a defender quienes no las alcanzaron. Que ellos velan primero por sus intereses y no se molestan en traicionarnos y romper las promesas falsas que no se cansan de hacer. Que nunca todo está ganado hasta que no sea el pueblo el que mande. Que hoy más que nunca sigue vivo el sueño de la revolución…y que puede hacerse realidad si lo buscamos.

Entrevista a trabajadores de La Litoraleña

Luego de más de 4 meses de conflicto, con 29 despedidos de por medio, los trabajadores de La Litoraleña continúan con las medidas que los obligaron a parar la producción. El dueño adeuda más de 80 millones de pesos en salarios, aportes y cheques sin fondo. Con el apoyo de los vecinos y organizaciones políticas y sociales, los trabajadores se están organizando para conformarse como una cooperativa. Conversamos con Pablo y Ricardo, sub delegado y trabajador respectivamente, quienes nos explican qué es lo que viene ocurriendo en La Litoraleña.

Sendas Argentinas: ¿Por qué se inicia el conflicto?

Ricardo: todo empieza hace 7, 8 meses atrás, donde acostumbrados a cobrar el cuarto día de cada mes todo el salario completo, empezamos a cobrar el 10, el 15, el 20, el 25, se atrasó un sueldo, empezamos a cobrar medio sueldo, por partes. Ahora tenemos los últimos 4 meses adeudados, todo esto en plena producción, en plena exportación a Chile y  al mercado local. Estaba haciendo un claro vaciamiento financiero y de materias primas, nos hacían faltar cajas, insumos, harinas, margarinas. Un claro vaciamiento y una estrategia de cansancio  para sacarse de encima a gente y no pagarle lo que les corresponde de los años trabajados. Además de todo esto, deudas de contribuciones, de retenciones, de jubilación, de AFIP. Tiene más de 10 millones de deuda de AFIP. También hubieron estafas con la mutual: hay compañeros que sacaron préstamos y se le descontaba salario de los pero el dueño no pagaba la mutual, se quedaba con esa plata. Finalmente tomamos la determinación de darle un punto final a esto y tratar de llevar a cabo la producción nosotros, con el dueño adeudando 4 meses y sin dar una solución lógica, nos vemos obligados a seguir haciendo esto y a tratar de producir para conservar nuestra fuente de trabajo.

 

P: además, ellos echaron a 29 compañeros por reclamarle al dueño dónde está la plata de las jubilaciones, el aporte sindical, préstamos de la mutual. Echaron a esos compañeros haciéndoles causa, dijeron que la gente los amenazó, que lo tratamos mal, que lo increpamos. Lo único que le decíamos es que nos pague la obra social, por ejemplo, por la salud de la señora de un compañero. Le pedimos lo justo, lo que nos corresponde, le exigimos que pague los sueldos. Pero el nos terminó inventando causas. Nadie le faltó el respeto, nadie lo amenazó

 

SA: una vez que comienza el conflicto más directo en los últimos meses, ¿cómo se van organizandoen la fábrica?

R: lo pensamos por el lado de quedarnos en la fábrica, como una especie de custodia con el miedo de un día llegar y encontrarnos con la puerta clausurada, con miedo de que se lleve las máquinas. Empezamos haciendo guardias, de día y noche, relevándonos entre los compañeros ycuidando lo único que tenemos. Tuvimos una gran mano desde el primer día de la gente de Federación de Cooperativas (FACTA), que nos dieron una mano y paralelamente viendo la posibilidad de conformarnos como cooperativa para auto gestionarnos. Si salíamos como empresa también era una opción, pero hoy por hoy la única que tenemos es auto gestionarnos nosotros, es la única esperanza que tenemos. Día a día contamos con el abogado de FACTA, también con un grupo de asesores, tratando temas económicos, cómo organizar, todo para salir adelante

 

SA ¿Cuáles son los pasos qué deberían realizar para conformarse como una cooperativa?

 

R: el 15 de Diciembre se abre la convocatoria de acreedores, con lo cual nosotros pasaríamos a ser unos acreedores más, por el dinero de los 4 meses que nos adeudan. Tenemos que esperar el fallo de un juez a ver si falla a nuestro favor

 

P: necesitamos cuidar la fuente laborar, que es lo importante y lo que nosotros queremos. Si el Estado nos puede dar una mano, mucho mejor para nosotros, que no nos ponga trabas en el camino, que sería lo correcto. Necesitamos poder salir a vender y si el Estado nos pone trabas con el tema judicial no vamos a poder salir nunca adelante. Más allá de la mano  que nos da FACTA, es importante que el Estado nos facilite las cosas. Eso es lo difícil. Parte de los pasos es sacar la matricula, que hay que esperar que INAES nos la de y después los trámites van a llegar.

Queremos salir adelante, con el dueño o sin el dueño, pero seguro que vamos a auto gestionarnos, estamos en ese camino.

La preocupación del pueblo

Por Andrés Pabón

Mucha gente de nuestro pueblo hoy muestra su preocupación por el resultado electoral. Por eso, creemos necesario un análisis que apunte a reconocer las formas y alcances de las opciones que se barajan.

Por un lado, la línea kirchnerista optó por una política de negociar con el poder y esto los llevó a alzar como su candidato al menemista Scioli y, ante el resultado conocido, pretenden culpar al pueblo de su propia debacle. Ahora, impulsan veladamente la idea de tener que votar por su candidato como mal menor, pero, el mismo pueblo ya expresó en las urnas su inconformidad con estos negociados del PJ. La política del mal menor es desorganizadora, desmovilizadora, sede el protagonismo al “menos malo” y no promueve la participación y organización popular alentando que el pueblo sea un espectador que espera que otro le resuelva sus problemas. La política del “mal menor” no construye la transformación radical de la sociedad. Los responsables son los mismos kirchneristas que nunca se propusieron avanzar sobre la derecha sino negociar y compartir con ella.

Por otra parte, está la opción del voto en blanco, que no es ni para Scioli ni para Macri, sino en rechazo a ambos. El balotaje, y el kirchnerismo nos quieren imponer una contradicción de dos términos: Scioli o Macri. Debemos rechazar esos términos porque ninguno es solución. Salirse de la trampa del balotaje no es ser tibios, todo lo contrario, es responder a la contradicción por fuera del marco que el sistema capitalista nos impone. Sin embargo, en la reciente elección el voto en blanco fue uno de los más bajos desde 1983. Y no es esperable que este crezca significativamente. Si los que nos oponemos a ambas alternativas hubiésemos construido una importante fuerza militante como para hacer una poderosa campaña por el voto en blanco y lográramos consenso en el pueblo, el próximo Gobierno, cualquiera sea el elegido, nacería condicionado por la movilización popular. Así, consideramos el voto en blanco válido como demostración de protesta y resistencia, pero creemos que no configurará una fuerza que condicione políticamente al próximo gobierno. Por lo tanto, no debemos separarlo, sino unirlo a los que piensan en otras formas de resistencia.

Otros sectores del pueblo identifican que lo que viene no es nada bueno para las mayorías trabajadoras. Macri aparece como la alternativa neoliberal más descarada, y Scioli como un personaje que trae el puñal abajo del poncho, escudado en las políticas más populares del kirchnerismo. Muchos, en la encrucijada, se debaten entre alternativas defensivas, con más o menos certezas, con el acento en una u otra decisión. Quienes votan a Scioli como manera de resistencia, y quienes votarán en blanco, impugnarán o no votarán, todos buscamos una forma de enfrentar lo que se viene. Entendemos a quienes no quieren que gane Macri bajo ningún punto de vista y compartimos la preocupación, porque sabemos que parten de un rechazo profundo al neoliberalismo que éste representa. Pero también sabemos que la única garantía está en el mismo pueblo. Las distintas formas de resistencia en esta coyuntura electoral son parciales, ninguna forma de votar resuelve la situación, y al mismo tiempo todas son genuinas: Por lo tanto no se debe enfrentar sino unir a los que votan en blanco o no van a votar, con los que piensan que lo forma de resistir la expresan votando a Scioli. Somos conscientes de que tanto Scioli como Macri comparten los ejes centrales de su programa, incluso teniendo en cuenta los matices entre ambos candidatos. Sabemos entonces que gane quien gane el 22 de noviembre: ¡La tarea es organizar la resistencia!